FUTEBOL URUGUAYO:

'' É uma religião nacional. A única que não tem ateu. Somos poucos: 3,5 milhões de uruguayos. É menos gente do que um bairro de São Paulo. É um país minúsculo. Mas todos futebolizados. Temos um dever de gratidão com o futebol. O Uruguay foi colocado no mapa mundial a partir do bicampeonato olímpico de 1924 e 1928, pelo futebol. Ninguém nos conhecia.

O futebol uruguayo é o melhor? Não. No mundo guiado pelas leis do lucro, onde o melhor é quem ganha mais, eu quero ser o pior. Não poderíamos sequer cometer o desagradável pecado da arrogância. Seria ridículo para um país pequeno como o nosso. Não somos importantes, o que é bom. Neste mundo de compra e venda, se você é muito importante vira mercadoria. Está bom assim.

Como explicar Uruguay?.... Somos um pouco inexplicáveis. Aí é que está a graça".

EDUARDO GALEANO - Escritor

L.SUÁREZ



Un aluvión de goles. Es él. Luis Suárez. Autor el sábado 23/04/2016 de cuatro goles en la goleada de Barcelona 6-0 a Sporting de Gijón, tan solo tres días después de haber marcado, también cuatro, en el 8-0 de su equipo a Deportivo La Coruña. Luis Suárez se transformó en el primer jugador, que por Liga española, marcó dos pókers en en dos partidos seguidos.
Es él. El que llegó a 53 goles, en 49 partidos jugados durante la actual temporada, una media de más de un gol por partido. En la Liga, llegó a 34 goles en 32 cotejos, y pasó a liderar la clasificación entre los goleadores, con tres goles más que Cristiano Ronaldo, que lleva 31. Inclusive Suárez da el "handicap" que hizo menos goles de tiro penal, sólo tres, mientras que el lusitano anotó el doble: seis.

Es él. Es que con los 34 goles en Liga, Luis lleva ya bajo su autoría la tercera parte de los 101 goles que marcó Barcelona en la Liga.

Es él, el que también pasó a liderar la clasificación de la bota de oro europea, con sus 34 goles, por delante de Cristiano Ronaldo y Jonas de Benfica, (31), Gonzalo Higuain, de Napoli, con 30 y el polaco de Bayern Múnich, Robert Lewandowski, que tiene 27.

Es él. Quien está a un solo gol de igualar su mejor marca de goles en una liga en una temporada. Suárez fue máximo artillero de la liga holandesa, con 35 goles en la temporada 2009/10, con Ajax. En la temporada 2013/14, resultó goleador de la Premier League, jugando para Liverpool, al marcar 31 goles, temporada también en la que se adjudicó la Bota de oro de Europa.

Es él. Quien en dos temporadasen Barcelona lleva ya 78 goles, está a solo cuatro goles de igualar los 82 que marcó con Liverpool en tres temporadas y media.

Es él. El que con los citados 78 goles en Barcelona, superó al mítico y emblemático Enrique Castro "Quini", el notable delantero asturiano que justamente el sábado estuvo presente en el Camp Nou y marcó 77 goles en cuatro temporadas a comienzos de la década de 1980, en club de la ciudad condal.
Es él. El que hace los goles, pero también los da. En el 8-0 ante Deportivo el pasado miércoles, hizo cuatro y dio tres asistencias. En total lleva en la temporada 21 asistencias.

Es él. El que llegó a su noveno poker en su carrera como futbolista profesional, el tercero en Barcelona, todos ellos en la actual temporada (ver Los 9 Pókers de Luis). La mejor producción de goles individual de Luis Suárez en un partido, fueron los seis que le marcó, con la casa ca de Ajax, al HC Wezep, en partido por Copa de Holanda y que Ajax ganó 14-0. 

Es él. El que no le aflige ser goleador de la Liga, solo quierever campeón a su equipo. 

Es él. El que no cesa de superar rércords y para quien el listón del próximo desafío, nunca está demasiado alto.



Los nueve pókers de Luis

Ajax
20/08/2009 en el 5-1 ante Slovan Bratislava por Europa League
20/09/2009 en el 4-0 ante VVV Venlo por Liga holandesa
23/12/2009 en el 14-1 ante el HC Wezep por Copa de Holanda (hizo 6 goles)
03/02/2010 en el 4-0 al Roda, por Liga holandesa

Liverpool
04/12/2013 en el 5-1 ante Norwich City por Premier League

Barcelona
03/02/2016 en el 7-0 a Valencia por Copa del Rey
20/04/2016 en el 8-0 ante Deportivo por Liga
23/04/2016 en el 6-0 ante Sporting de Gijón por Liga

Selección de Uruguay

11/11/2011 en el 4-0 ante Chile, por eliminatorias de Copa del Mundo


Cifras de Luis




343 Goles. Los que lleva en su carrera: Nacional (12), Groningen (15), Ajax (111), Liverpool (82), Barcelona (78) y Uruguay (45). 


78 en Barcelona. Lleva 78 goles con el elenco azulgrana: 50 en Liga, 15 en Champions, 7 en Copa del Rey, 5 en Mundial de Clubes y uno en Supercopa de Europa.



53 en la Temporada. En 2015/16 marcó 53 goles: Liga (34), Champions (8), Mundial de Clubes (5), Copa del Rey (5) y Supercopa Europa (1). Superó los 49 goles que hizo en Ajax (2009/10).


2006 con Nacional. En 23 de abril, como el del sábado, Luis Suárez marcó un gol con Nacional en el 3-1 ante Rentistas, fue en el año 2006.




Luisito Suárez

Luis Alberto Suárez Díaz (Salto, Uruguay, 24 de enero de 1987) es un futbolista uruguayo. Juega como delantero en el Liverpool F.C. de la Premier League de Inglaterra y en la selección uruguaya de fútbol.

Debutó en Nacional el 3 de mayo de 2005, frente al Junior de Barranquilla por la Copa Libertadores. Marcando su primer gol oficial el 10 de septiembre de 2005. 
Casi un año luego de su debut, se afianzó como titular indiscutido. Tras sus buenas participaciones, Luis Suárez fue traspasado al club Groningen de Países Bajos por un millón de dólares. En este club, Suárez marcó 11 goles en 33 partidos. 



Explicando el fenómeno Luis Suárez



Cuando Roy Hodgson tuvo el atrevimiento de desafiar a Luis Suárez no sabía con quien se metía. La ingenuidad del entrenador inglés fue tal que imaginó que a Luis le pesaría la mochila. No fue más que un intento de cargarle la mochila al salteño. Pero llamó al diablo al cuerpo. No hizo más que despertar a la bestia.

Y la bestia aceptó el llamado. No se escondió. Amenazó a su temerosa defensa que lo veía cerca y la restaba sin dudarlo para cualquier lado.

Suárez sacó a Hodgson y a todo Inglaterra del Mundial. Tal vez no tengas las luces del marketinero CR7 de Ronaldo ni la magia de Messi. Pero es un depredador que vive con hambre y que en la cancha corre con ese instinto asesino que solos los goleadores y los grandes jugadores pueden tener.

Ahora bien. ¿Qué hay detrás del fenómeno Luis Suárez? ¿Cuáles son los componentes que hacen del salteño una de las principales figuras del mundo? ¿Qué es lo que genera que las principales potencias del mundo traten de seducir a Liverpool con propuestas millonarias para llevárselo?

Algo hay detrás de Suárez. No es producto de la casualidad. Un jugador no se forma de la nada. Es cierto que hay cracks que nacen de la cuna pero Suárez, como lo dijo Tabárez: “Cualquier persona es una unidad potencial, técnica, física y con características personales que son elementos que lo llevaron a Luis a superar todos los inconvenientes de su carrera. Cada vez que vino a la selección lo hizo consiguiendo cosas en su carrera. Fue subiendo una escalera casi ininterrumpida”.

¿Cómo lo logró? Ese es el secreto mejor escondido. No es una sola cosa. Son una suma de elementos que pasan por el trabajo para superar los momentos complejos.

La constancia para convertirse en el mejor de la Premier.
La personalidad para decirle a toda Inglaterra acá estoy, soy yo, el protestón, el irreverente que pelea contra todos.

La mentalidad para no bajar jamás los brazos y demostrarle al mundo entero que puede ser considerado una figura de nivel mundial.

El convencimiento de que podía llegar a esta instancia y lucir en plenitud.

La ambición de taparle la boca a todos los que “hablaron y dijeron que Uruguay jugaría con un jugador al 50%”.

La perseverancia para pelearle a la lesión y recuperarse en tiempo y forma.

El temperamento para no dejarse caer. Después de llorar como lo reveló, se puso duro para estar acá.

Suárez no es producto de la casualidad. Es el máximo goleador histórico de la selección uruguaya. Fue el máximo artillero de la Premier. Es campeón de América y se codea con las estrellas del más alto nivel mundial. ¿Fue una racha? Imposible. ¿Tiene que demostrar algo más? En absoluto. ¿Qué podemos esperar en el futuro de Luis? Que lo reconozcan. Nada más.

Luis Suárez


Luis Suárez llegó hace un año al Barça con la etiqueta de jugador problemático, los episodios vividos en Holanda, en Inglaterra y en el Mundial de Brasil, que todos recordamos, podían ser un estigma difícil de llevar. Pero Suárez, desde el 25 de Octubre del 2014, ha transitado por nuestra liga, y por la liga de campeones, sin ningún tipo de problema. Es más, creo que ha generado empatía con las aficiones contrarias, dentro de la rivalidad por supuesto, por su constante entrega y por la intensidad de su juego.
Sin duda, Luis Suárez debe haber trabajado su problema con un sicólogo o con un sofrólogo. Creo, aunque no tengo información sobre ello, queLuis tenía un trastorno en el control de los impulsos, algo habitual en deportistas que empiezan a competir desde muy jovencitos. Al no ser dueño del control de sus impulsos, el deportista actúa de forma agresiva sobre un rival, e inmediatamente se da cuenta de ello y se arrepiente, pero ya ha llevado a cabo la agresión. Tras la terapia con el sicólogo o con el sofrólogo, el deportista aprende a invertir el orden, es decir, primero piensa antes de actuar, y consciente de la repercusión que puede tener su acción, ya no actúa.
Luis Suárez se ha convertido en una pieza fundamental en este Barça de Luis Enrique. Su lucha es constante y su entrega en beneficio del conjunto está fuera de toda duda. Se ofrece, centra bien, abre huecos, arrastra rivales, sabe ganar su espacio como pocos, tiene grandes recursos en el remate, y su sintonía con sus compañeros de línea es ejemplar. Es el ariete sobresaliente, el que necesita Leo para realizar su juego más brillante, y el ideal para que el preciosismo de Neymar raye a su mejor nivel. Me consta, ya que de esto sí tengo información desde el propio vestuario azulgrana, que Luis es un compañero muy querido por todos; afable, cercano, bromista, solidario, buen encajador, y dispuesto a todo en beneficio del grupo. Un ejemplo de deportista de élite, por contra de lo que algunos esperaban, e incluso otros deseaban.
Suárez jugó algo más de siete meses la temporada pasada, del 25 de octubre al el 6 de junio, y marcó 25 goles, tras haber disputado 42 partidos, 40 de ellos como titular. Y participó, de forma muy activa, en innumerables jugadas del conjunto azulgrana, como fijador, pasador, centrador, y, por supuesto, como asistente. Realizó una gran temporada y así se lo ha reconocido la masa social del Fc Barcelona en particular, y en mundo del fútbol en general. Pero en el deporte de élite se vive del presente y la actualidad es lo único que cuenta. Y por muy brillante que haya sido el pasado reciente, ya es pasado. Por lo tanto, deberá seguir trabajando al máximo para mantener el cariño y la admiración de su afición. Y creo que está en disposición de hacer una magnífica campaña, mucho mejor, a nivel personal, que la anterior.
De momento, en el ejercicio pasado, Suárez nos demostró que supo adaptarse muy bien a un conjunto que practica un estilo futbolístico alejado del que él había practicado en el Liverpool en temporadas anteriores, y que por su intensidad y preparación física supo llegar muy bien al final de las competiciones. Y en esta pretemporada ya nos ha demostrado que ha regresado muy fuerte tras las vacaciones, que su ilusión por seguir ayudando al equipo a ganar títulos es incluso superior a la mostrada en la última campaña. Y que el gol y él se entienden a la perfección. Marcó finalizando la temporada pasada en Berlín ante la Juventus, y en el siguiente partido, el primero de esta pretemporada, marcó ante los Galaxy en Pasadena.
Auguro una gran temporada de Luis Suárez. Espero estar en lo cierto.
@FMonclusMarca   


Domingo, 14/02/2016, Camp Nou:

Qué jugador! Otra vez salió Luis Suárez del Camp Nou con un pelota por su “hat trick”, pero pudo salir con otro balón más si se contará su participación directa en los otros tres goles que completaron el 6-1 ante el Celta, que nadie imaginaba después del primer tiempo del equipo celeste. 
El salteño dijo en una entrevista que dio hace unos días a su excompañero del Liverpool, Jamie Carragher, que desde chico se había impuesto no mirar las estadísticas y fijarse sólo en los campeonatos que lograba. Pero después de lo ayer no tendrá más remedio que mirarlas: es el Pichichi de la Liga con dos anotaciones más que Cristiano; lleva 38 goles en 34 partidos y 14 asistencias para gol y está en la carrera del Botín de Oro a la caza del “Pipita” Higuaín del Napoli, quien ahora le lleva un gol de ventaja. 

El partido inició con un equipo gallego intentando cortar los circuitos alrededor de Busquets y con una marca mucho más individualizada en la defensa. El Celta no alineaba a su tridente: Nolito, Arellana e Iago Aspas. 
A los 10 minutos, Messi avisó cómo andaba de puntería. Tras un pelotazo (más que un pase) de Sergi Roberto, Luis Suárez dejó muerto el balón en sus pies y emprendió contra el área. Le hicieron falta y el argentino la mandó apenas desviada. “¡Qué control de Luis Suárez!”, dijo el comentarista de la cadena Cope. 

Pareció un ensayo de lo que ocurriría en el minuto 28 cuando nuevamente derriban al uruguayo y esta vez Messi la coloca en el ángulo por sobre la barrera. 

Mientras Neymar amontonaba defensas con sus regates e impulsaba al Barcelona por el segundo, el Celta encuentra un contragolpe y Bravo hace una atajada que vale como gol. Un volea de Beauvue en plena carrera enciende las luces rojas. Cinco minutos después cae Guidetti zancadillado por Jordi Alba y convierte el empate bajo una impresionante silbatina. Lo festeja desafiante con las manos en las orejas. Es el primer penal que le cobran al Barcelona en lo que va de la Liga. 

El segundo tiempo arrancó como terminaría el partido: con Barcelona lanzado a rematar al rival, lo que suele hacer cuando es local. Suárez hace tres jugadas interesantes: se coloca de poste y deja un callejón para que Neymar llegue hasta las barbas del golero; luego, en otra combinación el brasileño le da la pelota en medio del área y la estrella en el segundo palo. Y, para hacer boca, lanza de tres dedos una contra para Messi que se ahoga en la banda. 

Cuando todo era tensión, el 9 rescata una pelota y se la pasa a Messi, que hace la pausa para permitir el desmarque del salteño y el “Pistolero” no perdona. “Uruguayo-uruguayo-uruguayo”, canta la tribuna. 



Los culés bajan la intensidad y Wass erra dos goles hechos para corroborar el viejo adagio de “gol errado, gol en contra”. 

A los 75’ el tridente vuelve a bordar el peligro. Cuando parecía que Neymar marcaba, tras eludir a Sergio, la salva un defensa en la línea pero ahí está Suárez para mandarla al fondo. 
Pero el delirio estaba por llegar cuando a los 80’ Messi cae en el área y el árbitro concede penal. Entonces llega la jugada que da hoy la vuelta al mundo. Cuando todos esperaban el posible gol 300 del argentino, el 10 decide cambiarlo. Toca hacia el costado el balón y Suárez sella su “hat-trick”.



Los puristas dicen que debieron anular la jugada porque Suárez tenía medio zapato en el área. La tribuna no lo podía creer. Luego Neymar confesó que lo tenían ensayado varias veces. La polémica se desató en los medios si eso era ético o no. El técnico del Celta, Eduardo Berizzo, al terminar dijo: “El penal fue ejecutado de una forma distinta, nada más. No es una falta de respeto”. 

Muchos fueron al archivo para hallar antecedentes. Se encontraron, entre otros, con un gol de Cruyff con el Ajax en 1982 y otro que erró Thierry Henry a pase de Pires jugando en el Arsenal ante el Manchester United. 
Después de su tercer gol, Luis se vistió de Messi y le dio un gran pase a Rakitic que lo dejó solo ante el portero del Celta. Era el quinto y todavía quedaba algo. En una contra en el último minuto, el salteño dio un pase de un lado a otro de la cancha que le cayó en los pies de Neymar que, ahora sí, no perdonó. Faena completa: tres goles, dos asistencias y la falta para el gol de tiro libre de Messi. Todo eso generó Suárez. ¡Qué jugador! 

ENTREVISTA A LA CADENA SKY

El campo de entrenamiento de la Ciudad Deportiva, en Barcelona, está tranquilo y entonces dos viejos amigos aprovechan para sostener una larga charla, distendida, alegre, hasta desenfadada y matizada por las clásicas "cargadas" de vestuario. Jamie Carragher, hoy comentarista de la cadena Sky de la televisión inglesa y columnista del Daily Mail londinense, se ha revelado ante el gran público como un tipo realmente pintoresco y ocurrente, con salidas imprevistas que pueden "dejar pegados" al aire a ex-futbolistas como Gary Neville y Thierry Henry, hoy también comentaristas del mismo medio televisivo británico, más allá de la osada aventura que el ex-Manchester United está emprendiendo en Valencia, dirigiendo al encumbrado club de la ciudad de las naranjas,  El otro, el entrevistado, es el mejor "9" del planeta y no necesita presentación alguna: es Luis Suárez Díaz, el "Pistolero", el "Depredador", una de las puntas del mortífero tridente del club blaugrana, ex-futbolista de Liverpool y por lo tanto ex-compinche de vestuario del entrevistador de turno.

GIGANTE. Los dos amigos ocupan con su charla dos páginas de la edición del sábado 13 de febrero de 2016 del Daily Mail, la 118 y la 119, en lo que el matutino londinense califica como la entrevista más extensa jamás concedida por el famoso goleador uruguayo a publicación británica alguna.

Al otro día Lionel Messi tomaría carrera...

"Te nombro centre forwards: Romario, VanBasten, Ronaldo (el brasilero), Batistuta...", le larga Carragher a Suárez, hasta que el barcelonista muerde el anzuelo y le agrega un nombre: "Suárez",
-Exacto!, exclama Carragher, "y a veces pensás que querés hacer más goles que ellos? Ser uno de los mejores de todos los tiempos?" 

Messi llega a la pelota colocada en el punto del penal...

-Te juro por la vida de mis hijos que nunca busco batir récords ni competir contra ninguno. Quiero ganar trofeos, anotar goles porque es mi trabajo y disfrutar de mi fútbol porque he sufrido demasiado, pero no estoy interesado en los números. Una respuesta tajante, contundente, la de Luis, tanto como sus apariciones en el área de los rivales.

Messi tiene a su frente el gol número 300 con la camiseta de Barcelona...

INSACIABLE. Carragher pregunta a boca de jarro: "Cuántos goles convertiste en esta temporada?
La respuesta de Suárez es tan rápida como un flash: "36 (al momento de la entrevista, claro).

Ante el asombro del mundo, Lio le da un toque casi imperceptible al balón, hacia la derecha del punto penal y ligeramente hacia adelante...


"Y decís que no sabés los récords, comportate un pooooco! Sabés exactamente cuántos goles hiciste! le reprocha Carragher a Suárez en medio de un estallido de risas mutuas.

El uruguayo llega como una tromba y acaricia el balón con cara interna de pie derecho, poniéndolo contra el fierrito izquierdo del arco del sorprendido arquero de Celta de Vigo: es "Hat-Trick" y su gol número 23 en La Liga, el mismo que lo deja 2 goles encima de Cristiano Ronaldo en la lucha por el "Pichichi".

"No, no, honestamente yo sólo sé el número de goles que hago porque me los dicen después de los partidos", se defiende Suárez, como puede, aunque sin dejar de reírse, ante el triunfante Carragher.

"El gordo (Suárez) se me anticipó, lo habíamos preparado para que yo lo hiciera" declararía Neymar  públicamente, ante las risas de los periodistas, el domingo por la noche.

GOLEADORES..."Yeah, yeah, Todos dicen lo mismo, éstos goleadores...saben exactamente cuántos (goles) han convertido! Se saben todos los récords. A ver, en cuántos partidos convertiste esos 36?", acosa el ex-zaguero.
Sin parar de reírse, Luis suelta el número sin pensar ni un segundo: "34".

Entraría la pelota la noche siguiente tras esa exquisita jugada de Neymar? No importa, ese no es el tema, el caso es que "El Pistolero" la empujó adentro una fracción de segundo antes que el balón cruzara la línea, para quedar un gol arriba (en ese momento) de Cristiano por el "Pichichi".

Las risas de ambos no cesan. Ahora Jamie es el que ataca: "así que 61 goles (al momento de la entrevista) en 77 partidos por Barcelona. No muchos defensores pueden pararte, pero recordás el partido de caridad jugado en Anfield en marzo de 2015? 2 a 2 y el zaguero central (era Carragher) te metió en un bolsillo..."
Luis es ahora quien defiende: "bueeeno, era un partido de caridad. Lo que pasa es que vos estabas jugando en serio...siempre en seeerio".

PREMIER. La pregunta de Carragher estaba cantada: "Extranás la Premier? Cuál es la mayor diferencia con La Liga?
"La atmósfera y los partidos. En la Premier nunca sabés qué va a pasar, hay poca diferencia de potencial entre muchos de los equipos y eso es algo que me encantaba. Acá (La Liga), aparte de 3 o 4 clubes, hay gran diferencia con los clubes más chicos. No quiero sonar irrespetuoso pero hay partidos en que la prensa sólo se pregunta 'cuántos goles hará Barcelona hoy?'  Luis se extiende en la respuesta porque siente lo que está expresando: "y la atmósfera dentro de los estadios? El apoyo de la gente en Anfield es increíble. A veces puede pasar que el jugador no esté con su mejor ánimo para jugar un partido y llega a decirse 'uff hay partido hoy', pero era entrar a calentar en Anfield y cambiar totalmente mi mentalidad, prometerme a mi mismo, 'hoy tengo que hacer 2 o 3. La forma en que la gente le transmite su entusiasmo y su apoyo al jugador, es increíble".

BATI. Jamie se centra en el "9" otra vez: "No lo vas a decir vos, pero yo creo que sos el mejor "9" del mundo. Mientras crecías, hubo algún "9" que admiraras, que quisieras emular?"
Y Luis no se hace esperar en la respuesta: "Gabriel Batistuta, un espectacular número 9, un grande para encontrar espacios, patear de afuera del área, cabecear y rematar tiros libres también, cosa que yo no he logrado conseguir acá, aún no he podido patearlos! (??????).

Carragher proyecta la entrevista hacia el futuro: "Te gustaría volver a la Premier o preferirías alguna otra Liga de Europa?"
Y Suárez no vacila: "Preferiría quedarme acá por muchas temporadas más, pero si tuviera que retornar a la Premier sólo lo haría a Liverpool. No iría a otro club porque ese no sería un pase por dinero. También me gustaría jugar otra vez por Ayax, porque fueron ellos los que me permitieron desarrollarme como futbolista en Europa".

El ex-zaguero ataca ahora la parte futbolística: "Honestamente pensé que en Barcelona jugarías volcado a la derecha del ataque, la cual no es tu mejor posición. Cómo fué que tú y Messi terminaron trocando puestos?"
El goleador explica que "no me sentía cómodo en la derecha y durante un encuentro ante Ayax nos dijimos con Leo, 'y si tratamos de trocar posiciones a ver cómo funciona?' Nos sentimos bien los dos y decidimos permanecer así. El entrenador estuvo completamente de acuerdo, ya que lo que él quería era estar seguro que nos sintiéramos lo más cómodos que fuera posible".

TIKI-TAKA. Y respecto a los titubeantes comienzos del uruguayo en su nuevo club, Jamie citó el caso de Alexis Sánchez, hoy triunfando en Arsenal, como un ejemplo de alguien que no pudo adaptarse a moverse junto a Lionel Messi y Cia.

Luis reconoció que "al principio creí que no iba a poder adaptarme a la manera de jugar de Barcelona, ya que había un  montón de 'Tiqui-Taka' y muy poco espacio para moverme, por lo cual estaba realmente preocupado. La ayuda de mis companeros, el pasar a jugar en el centro del ataque y sobre todo la magnífica relación que se creó con Leo y con Ney, tanto afuera como adentro de la cancha, fueron las llaves del éxito. Me preocupé de que tuvieran claro que yo no venía acá a competir con ellos sino a ayudarlos".

Los sub-títulos en ambas páginas del Daily Mail, reproducidos a la cabeza de esta nota, responden a otras tantas preguntas de Jamie Carragher a Luis Suárez. En la 118, el uruguayo afirma que "quiero ser recordado por ganar trofeos y anotar goles, no sólo por las cosas malas que he hecho". A su vez, en la 119, "El Pistolero" explica que en Liverpool sentía que todo giraba a mi alrededor, mientras que ahora cada vez que salgo a la cancha lo disfruto y hasta río".

A la hora de publicar esta nota la pantalla de la tele en Inglaterra sigue ocupada con el penal "made in" Messi-Suárez y la bicicleta de Neymar. Ahora la encuesta que la cadena Sky hizo correr desde temprano en el día, marca una amplia victoria de quienes piensan que la estratagema no fue una falta de respeto hacia el rival de turno sino una obra de arte para apreciar por los amantes del fútbol: 61%  a 39%.



Luis Suárez el mejor jugador iberoamericano de la temporada 2014-15, una otorga de la Agencia EFE.

GOL LEGÍTIMO !!!!!!!!!!!!!!!!!!

  1.  La combinación Messi-Luis Suárez es legítima. Es un recurso que no vulnera ninguna norma del reglamento.
  2.  La infrecuencia de la jugada no la convierte en ofensiva La convierte en imaginativa.
  3.  Al fútbol le conviene abrir cualquier rendija a la creatividad. Así ha avanzado hasta erigirse en el gran espectáculo de nuestro tiempo. Si sólo se permitiera lo rutinario, el fútbol sería más aburrido y sieso.
  4.  La acción supone la celebración de lo sorprendente. Transforma un domingo cualquiera en un domingo inolvidable. Con el tiempo se escuchará el famoso "yo estuve allí".
  5.  No tiene sentido celebrar la espectacularidad de la NBA y de jugadores como Stephen Curry o Jordan, o de los fakes en la NFL, y no hacerlo en el fútbol.
  6.  El fútbol es esencialmente un juego Y parte fundamental del juego siempre es el engaño.
  7.  La jugada exige precisión y destreza. No es una acción sencilla. Robert Pires y Henry la convirtieron en una chapuza en un Arsenal-Manchester City.
  8.  Porque al fútbol le fascina lo impensable: el escorpión de Higuita en Wembley o el políticamente incorrecto taconazo de Guti a Benzema en Riazor. No hicieron lo razonable. Eligieron la magia y su riesgo.
  9.  Si una afición disfruta de la máxima creatividad es la del Celta y sus maravillosos engañadores: Nolito, Orellana y Aspas.