FUTEBOL URUGUAYO:

'' É uma religião nacional. A única que não tem ateu. Somos poucos: 3,5 milhões de uruguayos. É menos gente do que um bairro de São Paulo. É um país minúsculo. Mas todos futebolizados. Temos um dever de gratidão com o futebol. O Uruguay foi colocado no mapa mundial a partir do bicampeonato olímpico de 1924 e 1928, pelo futebol. Ninguém nos conhecia.

O futebol uruguayo é o melhor? Não. No mundo guiado pelas leis do lucro, onde o melhor é quem ganha mais, eu quero ser o pior. Não poderíamos sequer cometer o desagradável pecado da arrogância. Seria ridículo para um país pequeno como o nosso. Não somos importantes, o que é bom. Neste mundo de compra e venda, se você é muito importante vira mercadoria. Está bom assim.

Como explicar Uruguay?.... Somos um pouco inexplicáveis. Aí é que está a graça".

EDUARDO GALEANO - Escritor

sábado

OS JOGADORES URUGUAIOS E OS MÉDICOS URUGUAIOS: WALTER FERREIRA!




Le dicen "El Manosanta" porque cura lo incurable. Tan es así que logró que Luis Suárez volviera a ser el delantero de siempre en 28 días. 

Pero detrás de Walter Ferreira, el kinesiólogo que fue homenajeado ayer en pleno partido contra Inglaterra, hay otra historia: la que Ferreira pelea en paralelo contra un cáncer.

"La verdad es que yo soy un agradecido. Le agradezco al cuerpo técnico de la selección por la confianza que tuvo para mandar a Luis a trabajar conmigo sin ningún proyecto. Yo no podía ir al Complejo y Luis trabajó en mi casa. Eso también lo valoro mucho. La energía que puso él, la familia, la señora, mi familia... Soy un agradecido de corazón y a quien tengo que agradecer de verdad es a los médicos que me están tratando”, dijo Ferreira al programa Pasión Tricolor de radio AM 1010.

Suárez trabajaba de acuerdo al plan trazado por la sanidad, pero en las últimas semanas tenía un "plus": Ferreira, que en medio de su tratamiento le daba más horas de trabajo, deberes y atención.

Cuando ya trabajaba con Suárez, se sometió a la última sesión de quimioterapia. Y en ese momento todavía no se sabía si iba a poder viajar al Mundial. Finalmente Suárez pidió que lo acompañara y así fue. 

“Luis se merece lo que está viviendo porque trabajó mucho, y si no hubiera trabajado hoy no estaría ahí”, dijo Ferreira.

Suárez no es la única leyenda de este mago de perfil bajo. Ferreira trabajó con algunas de las piernas más caras del mundo como las de Ruben Sosa, cuando era la máxima estrella del fútbol italiano, o las de Daniel Fonseca, cuando brillaba en el Napoli, pero también con Paolo Montero, el líder futbolístico de la Juventus ganadora de todo. También han pasado Álvaro Recoba y Diego Forlán y es consulta de muchos en el exterior. 

Esta vez, el "Manosanta" lo cuidó y lo mimó y Suárez aportó lo suyo: dos goles contra Inglaterra y un reconocimiento merecido.

Ferreira también agradeció: “A los médicos de Nacional y a toda la gente que me ha apoyado en este proceso. Vamos a ver qué pasa. La vida tiene altibajos y hay que seguir luchando siempre”.