FUTEBOL URUGUAYO:

'' É uma religião nacional. A única que não tem ateu. Somos poucos: 3,5 milhões de uruguayos. É menos gente do que um bairro de São Paulo. É um país minúsculo. Mas todos futebolizados. Temos um dever de gratidão com o futebol. O Uruguay foi colocado no mapa mundial a partir do bicampeonato olímpico de 1924 e 1928, pelo futebol. Ninguém nos conhecia.

O futebol uruguayo é o melhor? Não. No mundo guiado pelas leis do lucro, onde o melhor é quem ganha mais, eu quero ser o pior. Não poderíamos sequer cometer o desagradável pecado da arrogância. Seria ridículo para um país pequeno como o nosso. Não somos importantes, o que é bom. Neste mundo de compra e venda, se você é muito importante vira mercadoria. Está bom assim.

Como explicar Uruguay?.... Somos um pouco inexplicáveis. Aí é que está a graça".

EDUARDO GALEANO - Escritor

terça-feira

EL URUGUAYO EVER HUGO ALMEIDA: CLUB OLIMPIA DE PARAGUAY

Ever Hugo Almeida, (n. SaltoUruguay1 de julio de 1948) es un ex futbolista uruguayo. Actuaba en el puesto de arquero y actualmente se desempeña como director técnico del Club Olimpia de Paraguay. Es el futbolista con más encuentros jugados en Copa Libertadores de América, con un total de 113 partidos disputados, todos con Olimpia.
Hizo su debut profesional en 1967 jugando por el CA Cerro de Montevideo. Luego de algunos años fue transferido al club Guaraní de Paraguay. Enseguida, en 1973, pasó alclub Olimpia donde se convirtió en una leyenda para la institución por todos los logros conseguidos entre los que se cuentan una Copa Intercontinental (para cuya obtención fue elegido la figura, especialmente por lo realizado en la primera de las dos finales disputada en terreno visitante), dos Copas Libertadores de América, una Supercopa Sudamericana, una Copa Interamericana y una Recopa Sudamericana. Ante tales éxitos podría decirse que Almeida conquistó todas las copas internacionales existentes hasta ese entonces. Jugó por casi dos décadas en el Olimpia, estableciendo un récord en la Copa Libertadores, siendo el jugador que más partidos disputó en la historia de dicha competición (113 encuentros). Por si fuera poco, Almeida posee otro dato estadístico para presumir al haber sido el primer arquero en la historia de la Libertadores en marcar un tanto, el cual lo consiguió a través de un tiro penal. Sucedió en la edición de 1984, dándole a Olimpia el triunfo por 1-0 sobre Estudiantes, el 27 de abril, en La Plata.
A nivel local con el Olimpia ganó diez campeonatos de Primera División, incluyendo un histórico hexacampeonato entre 1978 y 1983. Además, Almeida se caracterizó por ser un excelente ataja-penales, cualidad que le posibilitó a su equipo conseguir varias victorias a través de una definición por esa vía.
En 1991, a la edad de 42 años, decidió retirarse como jugador profesional y tras conseguir su licencia que lo habilita para ejercer la dirección técnica, debutó en Nacional en 1992. En la siguiente temporada llega a su querido Olimpia, al que lo sacó campeón de forma invicta en 1993. Entre 1994 y 1995 se toma un breve descanso para dedicarse al periodismo. En 1996 retorna, esta vez en el banco delclub Sportivo Luqueño, llegando a clasificarlo para la Copa Conmebol del año siguiente. Entre 1997 y 1998 estuvo al frente de Sol de América. En 2000, tras su fugaz pasantía en la Selección de Paraguay, regresa a Sol de América, logrando en el torneo Apertura una destacada campaña al alcanzar el segundo puesto. Previamente, en la pretemporada obtuvo una victoria digna de mención aunque solo haya sido en un amistoso, frente al Nacional de su país natal, por el marcador de 2-0 en el mismísimo estadio Centenario. En 2001 emigra rumbo a Guatemala para dirigir al Municipal. Con este obtiene gran éxito ganando 5 títulos locales más uno internacional. En 2004 firma contrato con El Nacional de Ecuador en donde continúan las consagraciones, quedándose con los campeonatos de 2005 y 2006. En 2008 tuvo un breve paso por el Barcelona, permaneciendo solo por un semestre, sin resultados.
En agosto de 2008 abre un nuevo capítulo en su dilatada carrera al hacerse cargo, por segunda ocasión, de la conducción técnica del Olimpia, con la difícil misión de sacarlo de una profunda crisis futbolística en la que, desde el 2000, no ha obtenido título local alguno.
Sin embargo, en una decisión polémica y no compartida por la mayoría de la afición franjeada, en marzo de 2009, la directiva presidida por Eduardo Delmás determinó el cese de su función al frente del equipo. Olimpia se encontraba en ese momento en la segunda posición del torneo Apertura en 4 fechas disputadas, a 4 puntos del líder.
Pasados unos meses, en julio del mismo año, recibe una propuesta por parte de otro club paraguayo para conducir su escuadra, en este caso Nacional, la cual acepta. Se trata de su segundo ciclo al mando del conjunto albo, en donde inició su carrera como DT. Almeida encuentra su revancha de la mejor manera posible al conquistar el título de campeón del torneo Clausura 2009, precisamente enfrentando en la última fecha del certamen a su anterior equipo, Olimpia, igualando sin goles. Dicho logro no conseguía Nacional desde hacía 63 años.
En 2010, tras la tempranera eliminación de la Copa Libertadores y otros malos resultados en el torneo local, Almeida presentó su renuncia el 14 de abril.